ISO 21001:2018 para las organizaciones educativas

Además de los siete principios de gestión que incluye la ISO 9001, la futura norma añade cuatro más: responsabilidad social corporativa, accesibilidad y equidad, conducta ética, y seguridad y protección de datos.

La información proporcionada por la base de datos EDUCA base del Ministerio de Educación Cultura y Deporte, indica que en 2016 había más de 10 millones de estudiantes en distintos cursos de formación reglada repartidos en más de 60.000 centros educativos, a los que habría que añadir todos los centros que imparten formación no reglada, como centros de educación de adultos, centros de idiomas, etc. El hecho de que el proceso educativo deba hacer todo lo posible para que un estudiante tenga éxito, pero no pueda garantizar el resultado, es una de las claves que hace de la educación un sector distinto del resto.

Así, la organización educativa debe maximizar las posibilidades de éxito de los estudiantes y el sistema de gestión debe estimular la asimilación de conocimientos, métodos y habilidades, proporcionando el marco, los recursos de aprendizaje y los procesos. Sin embargo el esfuerzo y las capacidades de los estudiantes serán factores fundamentales para el éxito del proceso de aprendizaje. Actualmente, existe una necesidad continua y crítica en las organizaciones educativas, tanto públicas como privadas, de evaluar el grado en el que se conocen y se tienen en cuenta los requerimientos de los estudiantes, profesores y familias. Pero también del mercado laboral, del gobierno, de la sociedad o de otras organizaciones educativas, entre otros grupos de interés. Y, en consecuencia, de cómo mejorar su habilidad para continuar teniéndolos en cuenta.

Si hablamos de educación, han hecho un esfuerzo para brindar una enseñanza de buena calidad, y con el paso del tiempo esto ha ido evolucionando en términos de infraestructura, equipamiento, competencia del personal docente, nuevos programas y formas de estudio, todo encaminado a seguir una misión: mejorar nuestra sociedad.

En materia de reglamentación, algunas instituciones educativas han cumplido sus retos y transformándolos en logros, basándose en herramientas que les permitan seguir manteniendo y mejorando su proceso de enseñanza, además de otras herramientas tecnológicas y de investigación que han sido fundamentales para garantizar que esto se logre, como la certificación y el sistema de gestión de calidad, sin embargo en esta evolución ha salido una nueva norma que viene a culminar todos esos esfuerzos, que es la ISO 21001:2018 "Organizaciones Educativas", que permitirá monitorear de cerca conceptos muy importantes que garantizarán los procesos de enseñanza, aprendizaje o la investigación.

Estructura de la norma:

  • 1. Objeto y campo de aplicación.
  • 2. Referencias normativas.
  • 3. Términos y definiciones.
  • 4. Contexto de la organización.
    • 4.1 Comprensión de la organización y de su contexto.
    • 4.2 Comprensión de las necesidades y expectativas de las partes interesadas.
    • 4.3 Determinación del alcance del sistema de gestión para organizaciones educativas.
    • 4.4 Sistema de gestión para organizaciones educativas (SGOE).
  • 5. Liderazgo.
    • 5.1 Liderazgo y compromiso.
    • 5.2 Política.
    • 5.3 Roles, responsabilidades y autoridades en la organización.
  • 6. Planificación.
    • 6.1 Acciones para abordar riesgos y oportunidades.
    • 6.2 Objetivos para organizaciones educativas y planificación para lograrlos.
    • 6.3 Planificación de los cambios.
  • 7. Apoyos.
    • 7.1 Recursos.
    • 7.2 Competencia.
    • 7.3 Toma de conciencia y formación.
    • 7.4 Comunicación.
    • 7.5 Información documentada.
  • 8. Operación.
    • 8.1 Planificación y control operacional.
    • 8.2 Requisitos para los productos y servicios educativos.
    • 8.3 Diseño y desarrollo de los productos y servicios educativos.
    • 8.4 Control de los procesos, productos y servicios suministrados externamente.
    • 8.5 Prestación de los productos y servicios educativos.
    • 8.6 Liberación de los productos y servicios educativos.
    • 8.7 Control de las salidas educativas no conformes.
  • 9. Evaluación del desempeño.
    • 9.1 Seguimiento, medición, análisis y evaluación.
    • 9.2 Auditoría interna.
    • 9.3 Revisión por la dirección.
  • 10. Mejora.
    • 10.1 No conformidad y acción correctiva.
    • 10.2 Mejora continua.
    • 10.3 Oportunidades para mejora.
  • Anexo A. Requisitos adicionales para organizaciones de educación infantil.
  • Anexo B. Principios del sistema de gestión de organizaciones educativas (SGOE).
  • Anexo C. Clasificación de las partes interesadas en las organizaciones educativas.
  • Anexo D. Directrices para la comunicación con las partes interesadas.
  • Anexo E. Procesos, medidas y herramientas en las organizaciones educativas.
  • Anexo F. Ejemplo de mapeo a estándares regionales.
  • Anexo G. Consideraciones de salud y seguridad para organizaciones educativas.

MODELO ISO

CICLO DE PHVA

Puntos importantes a considerar:

ISO 21001 especifica los requisitos para un sistema de gestión para organizaciones educativas (SGOE) cuando dicha organización:

a) Debe demostrar su capacidad para apoyar la adquisición y el desarrollo de competencias a través de la enseñanza, el aprendizaje o la investigación.
b) Tiene como objetivo mejorar la satisfacción de los alumnos, otros beneficiarios y el personal a través de la aplicación efectiva de su SGOE, incluidos los procesos para mejorar el sistema y garantizar la conformidad con los requisitos de los alumnos y otros beneficiarios.

Todos los requisitos de ISO 21001 son genéricos y pretenden ser aplicables a cualquier organización que utilice un plan de estudios para apoyar el desarrollo de la competencia a través de la enseñanza, el aprendizaje o la investigación, independientemente del tipo, tamaño o método de entrega.

ISO 21001:2018 puede aplicarse a organizaciones educativas dentro de organizaciones más grandes cuyo negocio principal no es la educación, como los departamentos de capacitación profesional.
*Nota: ISO 21001 no se aplica a organizaciones que solo producen o fabrican productos educativos.

Es importante para aquellas organizaciones educativas que ya tienen certificaciones o sistemas de gestión, que implementen, mantengan y mejoraren su proceso de enseñanza a través de esta nueva norma y que garanticen los procesos de enseñanza, aprendizaje o la investigación a través de esto .