91 125 47 36

ISO 9001:2015 – Benchmarking

Con la nueva ISO 9001:2015 las empresas necesitarán de herramientas externas para dar cumplimento a alguno de sus requisitos. Es el caso del requisito 4.1 “Comprender la organización y su contexto”, que requiere de metodologías como el benchmarking .El benchmarking es un proceso continuo y sistemático que hace una evaluación comparativa de productos o servicios en organizaciones que muestren las mejores prácticas sobre una determinada área, con el objetivo de transferir el conocimiento de las mejores prácticas y su aplicación.

Tradicionalmente, las empresas medían su desempeño y lo comparaban con su propio desempeño en el pasado. Esto daba una muy buena indicación de la mejora que está logrando. Sin embargo, aunque la empresa esté mejorando, es posible que otras empresas estén mejorando más, por lo que mejorar con respecto a años anteriores, puede no ser suficiente.

  • El benchmarking ubica el desempeño de la empresa en un contexto amplio, y permite determinar las mejores prácticas.
  • Benchmarking interno: un chequeo interno de los estándares de la organización, para determinar formas potenciales de mejorar la eficiencia.
  • Benchmarking competitivo: es la comparación de los estándares de una organización, con los de otras empresas (competidoras).
  • Benchmarking de la industria: comparar los estándares de la empresa con los de la industria a la que pertenece.
  • Benchmarking "mejor de su clase": es la comparación de los niveles de logros de una organización, con lo mejor que exista en cualquier parte del mundo, sin importar en qué industria o mercado se encuentre.